ABC, pero ¡no te olvides de la vitamina D!

ABC, pero ¡no te olvides de la vitamina D

Desde hace varios años los expertos vienen recomendando que, además de la popular vitamina de invierno, la vitamina C, todos pueden beneficiarse de tomar un complemento de vitamina D. Esta recomendación se basa en investigaciones recientes de los beneficios de este importante nutriente, como su papel en la lucha contra el resfriado y la gripe. Se calcula que todos los años aproximadamente el 70 % de las personas padecen resfriados, el 29 % gripe, el 57 % tos y dolor de garganta y el 46 % nariz tapada, todo un catálogo de molestias.

 

Una nueva teoría fascinante plantea que el nivel bajo de vitamina D en sangre “durante el invierno” aumenta el riesgo de sufrir infecciones gripales. De hecho, los estudios han indicado que podría ser la insuficiencia de vitamina D3 lo que podría estar provocando los brotes estacionales de gripe, un misterio que ha desconcertado a los profesionales de la salud en el último siglo.

 

Durante los meses de verano, generalmente se observa un aumento de los niveles de vitamina D en el cuerpo, ya que esta se produce cuando la piel está expuesta al sol. Algunos investigadores han planteado que esta vitamina D3 adicional refuerza las defensas naturales del cuerpo.
Compartir