Running, corriendo al aire libre

¿Te has planteado, alguna vez, qué se siente al correr? No lo pienses y hazlo, nunca es tarde. Para muchas personas esta actividad ya está integrada en su agenda semanal, como parte de un estilo de vida saludable y activo o como una práctica, que además, cumple con objetivos concretos, distancias específicas y fines competitivos.

En cualquier caso, es una actividad aeróbica con múltiples beneficios y que necesita un buen plan de alimentación, algún complemento alimenticio, fuerza de voluntad y, cómo no, la adaptación a la rutina de entrenamiento.

 

 

¿Qué beneficios me aporta el running?

 

Seguramente, en más de una ocasión, nos hemos planteado el inicio de una actividad deportiva. Realmente debemos interiorizar y entender por qué es necesario para el mantenimiento de una salud adecuada. Los expertos destacan los diversos beneficios obtenidos con el ejercicio físico en el terreno fisiológico: aumento de la capacidad cardíaca, aumento de circulación capilar, aumento de hemoglobina en sangre, aumento de mioglobina muscular, beneficia el retorno venoso, aumenta la oxigenación muscular, descenso de frecuencia cardíaca en reposo, ayuda al mantenimiento de un peso adecuado, aumento del tono muscular, mejora el estado de ánimo, la extensión de ligamentos y tendones, mejora la movilidad articular…

 

Es importante destacar los beneficios en el ámbito psicológico ya que el running puede ayudarnos a mejorar la función intelectual, apoyar la mejoría en estados de ansiedad, aliviar la tensión psicológica, mejorar el estado de ánimo, ayudar a la regulación del sueño, mejor gestión del estrés…

 

Esta actividad, lógicamente, debe estar adaptada a los requerimientos de la edad y condiciones previas de salud para su correcta ejecución. En función de la intensidad de carrera, mayor o menor, la necesidad de ciertos nutrientes variará, aunque muchos nutrientes son igualmente necesarios, independientemente de la intensidad, al ser una actividad aeróbica. Por este motivo, la alimentación variada es nuestra primera aliada para facilitar estos nutrientes claves en la práctica de ejercicio físico y, si además es de intensidad, por qué no, siempre se puede incorporar un multivitamínico de apoyo general.

 

 

¿Cómo puedo empezar?

 

La sociedad es cada vez más consciente del papel negativo en la salud del sedentarismo y existe una conciencia clara de los beneficios de la actividad física.

 

Cualquier disciplina deportiva o actividad física moderada debe hacerse paulatinamente, con cabeza y prestando atención al aporte nutricional adecuado mediante una dieta equilibrada y variada que acompañe el plan deportivo.

 

Plan de iniciación:

 

  • Piensa en la vestimenta adecuada, te ayudará al movimiento y evitará posibles lesiones
    • Calzado: que aguante el impacto, amortiguado y cómodo (por ejemplo, con cámara de aire y sin suela rígida)

      Protege de rozadura y favorece la sujeción adecuada de la piel evitando su rotación 

    • Elección de la ropa según época del año. En general, transpirable, ligera y cómoda

      Frío: malla larga, ajustada y flexible. Además cortaviento ligero, con capucha

      Calor: malla corta transpirable, camiseta suelta que favorezca la ventilación

      Ropa interior: deportiva

  • Principiantes: comenzar caminando para ir aumentado la intensidad y actividad en función de las capacidades individuales e incrementar el ritmo por semanas
  • Realizar calentamiento para adecuar la temperatura muscular y mejorar el rendimiento, evitando lesiones
  • Realizar calentamiento para aumentar la fluidez articular y proteger la estructura de tensión y lesión
  • Puedes incorporar a tu kit de running un reloj para adecuar la velocidad, medir distancia, controlar pasos, calorías… Cuando eres principiante, ¡puede ayudar a tu motivación!

 

Nos interesa saber

 

Una de las estructuras que mayormente se van a beneficiar del ejercicio físico son las articulaciones ya que la actividad favorece la mejor y mayor movilidad y funcionalidad. No obstante, puede preocuparnos, al comienzo del ejercicio, la incomodidad y molestia en estas estructuras. También puede ocurrir que la práctica de carrera profesional pueda desgastar a largo plazo las articulaciones y provocar lesión en las mismas.

 

Cuidado de la musculatura como estructura de soporte: el músculo siempre debe calentarse para evitar una lesión asociada, como rotura fibrilar y contractura y debe enfriarse en el post-ejercicio para volver a su posición de relajación.

 

 

Eliminando inconvenientes

 

Como hablábamos, la personalización de la actividad y de los complementos alimenticios que queramos utilizar, está ligada a los tiempos de pre-esfuerzo, post-esfuerzo, así como período de realización (incluido período de competición). Pero, ¿qué nos preocupa?, las lesiones, agujetas, dolor, molestias… para evitar este inconveniente o contratiempo puedes hacerte con un botiquín natural de práctica deportiva. Tanto los geles y cremas de uso tópico para molestias, como algunas plantas y combinaciones herbarias específicas pueden aliviar las molestias ocasionales.

 

Practica el running dentro de tus límites y funcionalidad, no hagas una sobrecarga ni fuerte entrenamiento de manera inmediata, marca tus tiempos y períodos para ir poco a poco alcanzando pequeños objetivos de intensidad y resistencia, de esta forma, evitarás lesiones y molestias.

 

Es un hecho, que cada vez más, entendemos y descubrimos los usos y aplicaciones de diversos complementos alimenticios que pueden contribuir a mantener nuestra articulación, tejido conectivo de tendones y ligamentos y funcionamiento muscular. Infórmate de los más adecuados para tu actividad.

 

 

Recomendaciones generales

 

¿Influye el tipo de deporte o la frecuencia con la que se practique a la hora de elegir un complemento alimenticio u otro? Efectivamente sí, no será la misma necesidad en la práctica de ejercicio aeróbico que anaeróbico. Sobre todo, una gran diferencia vendrá marcada por la intensidad y objetivo de dicha práctica deportiva. La resistencia podrá indicar las características de relevancia con respecto a la nutrición adecuada.

 

Referente a los complementos alimenticios generales para cada deporte o deportista, siempre se debe dirigir y elegir la expectativa nutricional y el complemento alimenticio que más convenga, a la individualidad y actividad. En cuyo caso siempre se puede consultar con un especialista para ajustar y personalizar.

 

 

Claves del running:

 

  • Calentar y enfriar, siempre evitarás molestias y lesiones
  • La práctica de running es saludable
  • Recuerda elegir bien el calzado y la ropa
  • Ejercicio al aire libre, ¡cuidado con las alergias! Consulta los niveles de polinización y consulta a tu médico antes de practicar running
  • Acompaña los complementos alimenticios a una buena alimentación

 

 

 Productos Solgar® relacionados: Solgar 7 | Fórmula VM-75® | Fórmula VM-2000® | Magnesio Quelado | Citrato de Magnesio | Magnesio con Vitamina B6

 

 

Los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustitutos de una dieta equilibrada y variada y un estilo de vida saludable.

 

Compartir

Artículo relacionado