Las vitaminas C de Solgar

El ser humano cuenta con un sofisticado mecanismo de defensa que ha permitido la superación y adaptación a las circunstancias del entorno natural.

Diversos factores pueden afectar a su funcionamiento constante. El estrés, las situaciones emocionales y psicológicas, cómo y cuánto descansamos, las horas de sueño diarias… son factores que pueden repercutir.

Las vitaminas C de Solgar

Durante el invierno todos nos preocupamos de nuestras defensas pero debemos considerar que nuestra inmunidad no descansa el resto del año. El sistema inmunológico depende de distintas vitaminas y minerales para su mantenimiento normal, entre ellos la vitamina D, vitamina A, vitamina B12, ácido fólico, zinc, selenio, cobre, hierro y, como no, la vitamina C.

La vitamina C es conocida como ácido ascórbico y es necesario ingerirla a través de la dieta, ya que no podemos sintetizarla. Su absorción se realiza en el intestino delgado a través de un mecanismo de transporte saturable y se distribuye por todos los tejidos del organismo excretándose a través de la orina.

Podemos encontrarla en muchos alimentos, algunos de ellos propios del cultivo invernal como naranjas y mandarinas. También la encontramos en pimientos, brécol, coles de Bruselas, coliflor, acerola, perejil, berro, caqui, fresa, papaya, espinaca, limón, pomelo, nabo, mango, espárrago y acelga, por ejemplo. Su fuente de administración a través de los alimentos es sencilla y los alimentos que la contienen deben estar en nuestra dieta diaria.

Cuando además nos complementamos con este nutriente, podemos elegir entre diversas formas de presentación en el mercado. Como decíamos antes, el ácido ascórbico es una forma ácida que se comercializa habitualmente en los complementos alimenticios principalmente en cantidad de 500 mg y 1000 mg. Se han establecido como cantidades seguras hasta 2 gramos al día, pero algunas personas más sensibles pueden, al tomar ácido ascórbico (forma ácida), tener alguna molestia intestinal e incluso diarrea. Es por ese motivo que habitualmente los preparados no superan los 1.500 mg por dosis.

Existen otras formas para presentar la vitamina C en complementos alimenticios como los ascorbatos cálcico y sódico, cuya acidez está reducida. Aquellas personas con hipertensión deben tener en cuenta que la vitamina C como ascorbato sódico proporciona un porcentaje de sodio, lo que indica que no es la presentación adecuada para estas personas.

También podemos encontrar formas neutras, que no tienen grado de acidez, lo que la convierte en la forma más amable para nuestro intestino, no provocando molestias gastrointestinales.

Podemos encontrarnos vitamina C junto a otros nutrientes formando equipo. Es el caso de combinaciones de vitamina C con bioflavonoides o junto a frutos ricos en vitamina C como el escaramujo o la acerola. Para entendernos, es como si se añadiera una fruta a la vitamina C, incluyendo así todos sus componentes naturales. En otras ocasiones la vitamina C viene acompañada de otras vitaminas o minerales.

 

¿Sabías que además de ser una vitamina que contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunológico tiene otras funciones?

También contribuye a: 

 

  • La formación normal de colágeno para el funcionamiento normal de los vasos sanguíneos, huesos, cartílagos, encías, piel y dientes
  • Metabolismo energético normal
  • Funcionamiento normal del sistema nervioso y función psicológica
  • Protege las células de daño oxidativo
  • Ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga
  • Mejora la absorción del hierro

 

 VITAMINAS C DE SOLGAR®

En Solgar® pensamos en las distintas opciones para ofrecer un abanico de complementos alimenticios que se adapten a las necesidades y gustos de cada uno de nosotros. Te ofrecemos:

Ester-C® Plus (vitamina C patentada)

· Es nuestra vitamina propia, patentada

· Forma neutra que minimiza las molestias gastrointestinales

· Mayor permanencia celular, se mantiene más tiempo en el organismo que un ácido ascórbico1

 

Cambio porcentual en la concentración de vitamina C en los leucocitos, mayor para la Ester-C® a las 8 y 24 horas en comparación con el ácido ascórbico:

 

     

1.Mitmesser, S.H. et al., Determinación de las concentraciones de vitamina C en plasma y leucocitos en un ensayo aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo con Ester-C®. Springerplus, 2016. 5(1): p. 1161.

 

Vitamina C

· Como ácido ascórbico

· De 500 mg y 1000 mg

· Es la presentación habitual

 

Vitamina C con Rose Hips (escaramujo)

· Como ácido ascórbico junto a escaramujo pulverizado

· Aporta 1.500 mg por comprimido

· Alta dosis

 

Hy-B™ (vitamina C con bioflavonoides)

· Aporta 500 mg de vitamina C como ácido ascórbico

· En combinación con 500 mg de bioflavonoides, escaramujo y rutina

La vitamina C contribuye a la formación normal de colágeno para el funcionamiento normal de vasos sanguíneos y encías.

 

Vitamina C masticable

· Aporta 500 mg como ascorbato sódico, ácido ascórbico y ascorbato cálcico

· Con acerola y escaramujo añadidos

· Menor acidez y fácil de tomar

· Sabor a frambuesa o naranja

 

Kangavites Vitamina C (niños)

· Vitamina C masticable para niños a partir de 3 años

· Aporta 100 mg de ascorbato sódico y ácido ascórbico

· Menor acidez

· Fácil de tomar y sabor a naranja

 

Ultimate B + C Complex

· Aporte de 1000 mg de vitamina C

· En combinación con vitaminas del grupo B (B1, B2, B5, B6, B12, ácido fólico, biotina)

· Además, contiene colina, inositol y ácido glutámico

La vitamina C, B6, B12 y ácido fólico contribuyen al funcionamiento normal del sistema inmunitario. La vitamina C, vitaminas B1, B6, B12 y ácido fólico contribuyen a la función psicológica normal. La vitamina C y vitaminas B2, B6 y B12 contribuyen al funcionamiento normal del sistema nervioso. La vitamina C, B2, B5, B6 y B12 ayudan a disminuir el cansancio y la fatiga.

 

Beta Glucanos Inmune1 Complex con Saúco

· Aporta 400 mg de vitamina C patentada (Ester-C®)

· También, vitamina D3, zinc, cobre y selenio, con beta glucanos y saúco

· Fórmula completa

1.La vitamina C, D3, zinc, selenio y cobre contribuyen al funcionamiento normal del sistema inmunitario.

 

 Sugerencia en la cocina para cuidar tus defensas:

Desayuno

Media mañana

Comida

Merienda

Cena

 

  • Zumo de naranja en combinación o no con zumo de pomelo o una naranja

     

  • Tazón de leche (desnatada, entera o semi) con avena y nueces o bebida de avena con cereales integrales y nueces

 

 

  • Mandarinas e infusión al gusto

 

 

  • Revuelto de espinacas y huevo o alcachofas rellanas de virutas de jamón y falafel

     

  • Filete de emperador a la plancha

     

  • Un capricho para el postre: mousse casero de arándanos

 

 

  • Una chirimoya

 

  • Ensalada de escarola y pimiento rojo con anchoas, tomate, gambas y aceitunas negras

     

  • Yogur natural (leche o soja) y una rodaja de piña

 

 

 

 

Los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustitutos de una dieta equilibrada y variada y un estilo de vida saludable.

Compartir

Artículo relacionado

}