Mantente a ti y a los que te rodean sanos durante esos momentos en los que necesites apoyo inmunológico adicional. Meses de invierno, períodos de aumento del ejercicio o estrés son un buen momento para apoyarte con nuestra gama de inmunidad.